Quizás te encuentras en una situación en donde, después de intentar quedar embarazada por varios meses no lo han logrado, entonces te preguntarás si tu o tu pareja son fértiles.

En este punto, cuando se presenta la situación a su médico, seguramente les realizará un examen médico de rutina.

Se les preguntará sobre su salud general y cuánto tiempo han estado tratando de tener un bebé. Su médico decidirá qué pruebas adicionales son necesarias.

Tratamientos de fertilidad: ¿cuáles son los más utilizados?

Probablemente, las pruebas adicionales comenzarían con análisis de sangre. Estos verificarán los niveles hormonales y la genética (tanto para hombres como para mujeres) y la calidad del huevo.

Las mujeres pueden tener pruebas adicionales. Estos podrían incluir:

  • Ultrasonido transvaginal, esto significa revisar a través de imágenes el interior del útero y las trompas de Falopio.
  • Rayos X, en donde se inyectará un tinte en el útero para buscar obstrucciones dentro de las trompas de Falopio. No requiere anestesia.
  • Este procedimiento quirúrgico se realiza en un hospital. Se inserta un endoscopio delgado y flexible en el abdomen para que el médico pueda ver mejor el útero y las trompas de Falopio. Ayuda a buscar pólipos, crecimientos y bloqueos.

Para los hombres, la primera prueba será recolectar una muestra de su semen. Esto se usa para examinar su conteo de espermatozoides, calidad y movimiento.

Los nuevos test caseros de fertilidad masculina se popularizan

Los hombres pueden someterse a más exámenes físicos, que buscarían:

  • Lesiones anteriores en sus testículos o pene
  • Descarga (líquido que no debe estar presente en el pene del hombre)
  • Una próstata inflamada o agrandada
  • Un varicocele (venas dilatadas dentro de la piel alrededor de los testículos de un hombre)
  • Fiebres altas recientes
  • Una historia de paperas
  • Puede ser necesaria una biopsia de los testículos para obtener una mejor muestra de esperma

¿Se puede prevenir o evitar la infertilidad?

Algunas causas de infertilidad no pueden prevenirse ni evitarse. Pero tanto hombres como mujeres pueden tomar medidas para aumentar sus posibilidades de embarazo.

Los hombres deberían:

  • Evitar el tabaco, las drogas y el consumo excesivo de alcohol.
  • Evitar altas temperaturas como bañeras de hidromasaje o saunas.
  • Evitar toxinas industriales o ambientales.
  • Hacer ejercicio regularmente.

Las mujeres deberían:

  • Dejar de fumar.
  • Evitar el alcohol y las drogas ilegales.
  • Hacer ejercicio moderadamente pero no tanto que interfiera con sus períodos.
  • Mantener un peso saludable.

Tratamiento de infertilidad

  1. Para los hombres

Los problemas que afectan la fertilidad pueden incluir desequilibrios hormonales o disfunción eréctil.

Estos problemas se pueden tratar con medicamentos. Otros problemas podrían incluir bloqueos en los tubos que transportan esperma o varicoceles en los testículos. Estos pueden repararse con cirugía.

b) Para las mujeres

El tratamiento también puede incluir medicamentos o cirugía, dependiendo del problema subyacente.

Los medicamentos más comunes utilizados para tratar la infertilidad femenina estimulan los ovarios.

Medicamentos para la estimulación ovárica en IA y FIV

Esto ayuda a que los ovarios produzcan más óvulos y aumenta las posibilidades de quedar embarazada.

La cirugía se puede realizar si hay bloqueos o problemas con las trompas de Falopio. También se usa para eliminar áreas de endometriosis (cuando el tejido uterino crece fuera del útero), fibromas, pólipos o cicatrices, que pueden afectar la fertilidad.

En el extremo de los tratamientos se tiene la implantación de un embrión a través de la tecnología de reproducción asistida en laboratorios para un tratamiento de inseminación intrauterina o fertilización in vitro o en su caso, un embarazo asistido por terceros.