Todos los productos pasan por una sucesión de acciones para su distribución física, es decir, se realizan un rango de actividades que involucran el movimiento de bienes desde los puntos de producción hasta los puntos finales de venta y consumo.

Entre los puntos intermedios podemos encontrar el paso de un almacén fiscal e inspección aduanera cuando de importaciones y exportaciones se trata y el producto sigue su camino.

Por lo tanto, se debe garantizar que se cumplan por completo los requisitos de movilidad dentro de las cadenas de suministro.

Resultado de imagen para DISTRIBUCIÓN DE PRODUCTOS

La distribución física incluye todas las funciones de movimiento y manipulación de mercancías, particularmente servicios de transporte, servicios de transbordo y almacenamiento, comercio, venta al por mayor y, en principio, venta minorista.

Convencionalmente, se suponía que todas estas actividades se derivaban de las demandas de gestión de materiales.

La gestión de materiales considera todas las actividades involucradas en la fabricación de productos en todas sus etapas de producción a lo largo de una cadena de suministro.

Incluye actividades de producción y comercialización, como planificación de producción, previsión de demanda, compras y gestión de inventario.

La gestión de materiales debe garantizar que se cumplan los requisitos de las cadenas de suministro al tratar con una amplia gama de piezas para el ensamblaje y las materias primas, incluido el embalaje (para el transporte y la venta al por menor).

En última instancia, el reciclaje y la reutilización de bienes y productos descartados. Se supone que todas estas actividades inducen demandas de distribución física.

La logística se representa comúnmente como una secuencia de actividades (también denominada cadena de suministro) desde proveedores, fabricantes, distribuidores hasta minoristas, cada una sincronizada por ciclos tales como pedidos de clientes, reabastecimiento, fabricación y compras.

La estrecha integración de la distribución física y la gestión de materiales a través de la logística también está desdibujando la relación recíproca entre la función de demanda de transporte derivada de la distribución física y la función de demanda de transporte inducida de la gestión de materiales.

Esto implica que la distribución, como siempre, se deriva de las actividades de gestión de materiales (es decir, producción), pero también, que estas actividades se coordinan dentro de las capacidades de distribución.

Las funciones de producción, distribución y consumo son difíciles de considerar por separado, reconociendo así el papel integrado de la logística en la demanda de transporte.

Los centros de distribución son las principales instalaciones desde las cuales se coordina la logística y tienen una geografía distinta.

Un centro de distribución es una instalación o un grupo de instalaciones que realizan operaciones de consolidación, almacenamiento, empaque, descomposición y otras funciones relacionadas con el manejo de carga.

Resultado de imagen para DISTRIBUCIÓN DE PRODUCTOS

Su objetivo principal es proporcionar servicios de valor agregado a la carga, que se almacena por períodos de tiempo relativamente cortos (días o semanas).

En Intelideck nos especializamos en estas tareas específicas apoyándote en la distribución física de tus productos y la gestión de materiales a través de la logística siguiendo normas de calidad.