Si tu o un ser querido tiene diabetes, es importante tener en cuenta sus efectos sobre la cicatrización de heridas.

Esta nueva condición no solo puede hacer que los pacientes sean más susceptibles a las heridas, sino que también puede retrasar significativamente el proceso de curación, aumentando el riesgo de infección y otras complicaciones.

Esto es lo que debes saber sobre estas complicaciones que se observan al tener diabetes:

a) ¿Qué tipo de heridas e infecciones afectan comúnmente a los pacientes con diabetes?

Las personas con diabetes tienen la misma probabilidad de cortarse, rascarse o ampollarse que cualquier otra persona, pero la diferencia es que esas lesiones menores pueden convertirse fácilmente en heridas más graves.

Los pacientes diabéticos son especialmente propensos a complicaciones en sus pies.

Resultado de imagen para cicatrizacion de heridas

De hecho, se observa que un porcentaje importantes de los pacientes diabéticos tendrán una úlcera en el pie en su vida.

Junto con las infecciones del pie diabético, las personas con diabetes son susceptibles a las infecciones del sitio quirúrgico.

Como resultado, las personas con diabetes a menudo se enfrentan a la amputación como la única cura para las úlceras del pie y otras heridas.

b) ¿Por qué la diabetes afecta la cicatrización de heridas?

Hay varias razones por las cuales la diabetes puede afectar la capacidad del cuerpo para curar heridas de manera rápida y efectiva.

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dificultar la capacidad del sistema inmune para operar de manera eficiente, lo que ralentiza la tasa de curación.

La diabetes también puede conducir a una mala circulación, lo que puede inhibir aún más la capacidad del cuerpo para combatir infecciones y promover la curación.

Las personas con diabetes a menudo sufren de neuropatía periférica, que daña los nervios y los vasos.

El resultado es una pérdida de sensibilidad en áreas como las manos y los pies, que es parte del por qué estos pacientes son tan propensos a las úlceras en los pies.

A menudo, no notan un corte o herida en los pies porque no pueden sentirlo. Cuando no se trata, la herida menor rápidamente se vuelve grave.

Controlar la diabetes es la mejor forma de prevenir complicaciones causadas por la afección.

c) ¿Cómo se pueden prevenir heridas y complicaciones?

Controlar su diabetes es la mejor manera de prevenir complicaciones causadas por la afección.

Sin embargo, también se recomienda prestar atención cuidadosa al cuidado adecuado de los pies, lo que incluye revisar los pies diariamente para detectar cortes, ampollas o hinchazón, mantener las uñas de los pies recortadas y usar calcetines y zapatos adecuados.

En caso de que tengas una úlcera en el pie u otra herida diabética, asegúrate de visitar inmediatamente al médico y seguir un plan de tratamiento en consecuencia.

Resultado de imagen para prevenir heridas en el pie

Si bien si ya se te ha diagnosticado diabetes puedes perfectamente mantener a raya sus efectos secundarios con hacer tres cosas principales:

  • Mantener los niveles de azúcar controlados
  • Hacer ejercicio y mantenerte activo
  • Incluir hábitos como: el comer a tus horas, dormir a tus horas, revisar tus cuerpo (principalmente tus pies) todos los días

Y por supuesto, mantener una actitud positiva de que lo estás haciendo muy bien.